Laboratorio de Innovación Social
LABME 2030

“En la vida no hay soluciones. Sólo hay fuerzas en marcha: es preciso crearlas, y entonces vendrán las soluciones”.

Antoine de Saint-Exupéry

LABME 2030:

“Hacer que las cosas sucedan”

LABME 2030 es un proyecto compartido y en abierto, una iniciativa que busca la complicidad de todos, de las Administraciones y del tejido civil de las comunidades en las que trabaja, por la convicción arraigada de que la revitalización de los territorios tiene que partir del esfuerzo, del talento y de la creatividad de los propios ciudadanos.

Así, LABME 2030 no nace como un laboratorio de ideas, sino como una herramienta ejecutiva que busca actuar en el territorio. Su valor no reside en ser un foro de reflexión estratégica sobre lo que debería hacerse en una comunidad para su revitalización sino que centra sus esfuerzos en “hacer que las cosas sucedan”.

Principios y valores de LABME 2030

La transformación social y económica de nuestras sociedades se acelera y nos obliga a repensar nuestro futuro, tanto en el plano individual como en el de las comunidades en las que vivimos y trabajamos, para dar desde lo local las respuestas necesarias a retos como el de la transformación tecnológica, la nueva economía de banda ancha y su impacto en los mercados de trabajo, el cambio climático o el despoblamiento de las áreas rurales.

Los territorios necesitan un nuevo GPS para afrontar los retos que se abren en el escenario global y que identifica bien las Naciones Unidas en sus diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030.

El Laboratorio de Innovación Social LABME 2030 pretende ser ese GPS. Una carta de navegación para los nuevos emprendedores sociales de este siglo. Esta carta de navegación se centra en lo local, se pega al territorio y pisa suelo conocido con una premisa por encima de cualquier otra: aprovechar el valor de lo cercano para situar a los territorios en una posición que les permita ganarse su futuro en el escenario de incertidumbres, cambios y transformaciones aceleradas.